En el diván con… Pedrita Parker

 pedrita-parkerHace poco os hablamos de la obra de esta ilustradora y hoy ha accedido a sentarse en nuestro diván y saciar nuestra curiosidad por saber un poco más sobre ella y de su propia mano. Se trata de Pedrita Parker.

MF: En primer lugar nos gustaría saber quién hay detrás de Pedrita Parker

PP:  Detrás de Pedrita Parker está Estefi Martinez, una malagueña de 29 años que ya dibujaba desde pequeña en los manteles del restaurante de sus padres y nunca ha perdido esa afición. 

Pedrita Parker está inspirado por mi superhéroe preferido, que siempre ha sido Spiderman. Me resultaba divertido esa dualidad entre Spiderman y el fotógrafo Peter Parker, tan propia de los cómics donde puedes ponerte una máscara y convertirte en alguien completamente distinto. El único objetivo a priori fue dividir mi vida académica en la que acudía a ponencias y firmaba como Estefanía Martínez de lo que hasta entonces era mi afición como diseñadora e ilustradora y donde firmaba como Pedrita Parker, aunque poco a poco, Pedrita ha ganado terreno.

MF: ¿Tienes estudios formales relacionados con el arte o con dibujar?

PP: Lo cierto es que prácticamente soy autodidacta y no tengo estudios de Bellas Artes o en ilustración específicos, a excepción de un curso de 2 meses que hice hace unos 3 años. De pequeña dibujaba, pintaba al óleo, con acuarelas… hasta los 19 o así continué pintando, pero luego lo dejé porque creí que nunca iba a pasar de ser una afición. 

A partir de aquí estudié Periodismo, luego trabajé como fotógrafa, como locutora y editora, me fui a EEUU donde estuve enseñando diseño y animación en la Universidad y obtuve un Máster en Arte y Medios de Comunicación, enfocado al diseño en 3D. Cuando volví seguí con mi doctorado y quise compaginarlo con un cursillo de ilustración, ya que nunca había dado clases de dibujo anatómico y quería mejorar en mi afición, ya que me encontraba en el paro y soy una persona muy inquieta. 

Al final y de casualidad, he encontrado en mi afición de toda la vida no solo una manera de conjugar todo lo que he estudiado y crear una marca con mi personalidad, sino también una manera única de contar historias. Así que podría decirse que he cerrado el círculo y vuelvo a ser esa niña de 6 años que dibuja lo que le pasa, aunque un poco más crecidita y más gamberra.

MF: ¿Cuándo y cómo empezaste en el mundo de la ilustración?

PP: Pues empecé de manera autodidacta, muy pequeña. Mis padres se han dedicado siempre a la hostelería, y siempre estaban liados con una cosa o con otra. Yo tenía mi propia mesa en el comedor, llena de lápices y rotuladores y me entretenía en dibujar en los manteles. Escribía cuentos y hacía dibujos que luego colocaba con chinchetas en una pared en frente de la barra y se los vendía a los clientes a veinte duros. Te estoy hablando de una niña de 5-6 años. Ya desde entonces me gustaba eso de contar historias, las relaciones públicas y sobre todo, eso que ahora está tan de moda… lo de “emprender”. Pinté al óleo hasta los 18 años y luego lo dejé porque creía que no iba a ser nunca algo más que una afición.

MF: ¿Tienes a algún referente en quien te hayas basado o inspirado para hacer tu trabajo?

PP: Me gusta mucho la estética retro, y estoy tremendamente influenciada por ella. Durante una visita a San Francisco en 2008 visité el Cartoon Art Museum y allí descubrí la obra de Mary Blair, una de las pocas mujeres que trabajó en los estudios de Walt Disney como diseñadora de preproducción. Me enamoraron sus bocetos y sus guaches y de ahí seguí indagando con Miroslav Sasek y Saul Bass, que son dos verdaderas fuentes de inspiración y dos artistas a los que idolatro. Ilustradores que siga a día de hoy son muchos, admiro el trabajo de: Josh Cooley, Genieve FT, Andy Riley o Shane Pringmore y españoles me encantan Puño, Be Towers, Beatriz Iglesias, Mercedes DeBellard, Paula Bonet… tenemos muy buena cosecha española 🙂 

pedrita-parker

MF: ¿Con qué materiales trabajas?

PP: Normalmente, aboceto a lápiz o bolígrafo, escaneo y realizo coloreado digital con Corel Painter, Illustrator y Photoshop. Aunque de vez en cuando me gusta mancharme y le meto mano también a las acuarelas, acrílicos y los gouaches, que son mi nuevo vicio desde hace un par de meses.

MF: ¿Cuánto tiempo dedicas para hacer tus viñetas o los retratos personalizados, por ejemplo?

PP: Depende de la complejidad y de si tengo una idea ya en mente. Puedo terminar una viñeta en un par de horas, si ya tengo muy claro lo que quiero decir o contar y es simple. Siempre tengo que tener algo que contar que inspire el dibujo, no a la inversa. A veces me salen unos bocetos muy monos de la Reina Pecas pero no tengo nada que contar, y se quedan viviendo en la libreta sin darles color. Soy de las que cree firmemente que una buena imagen siempre tiene detrás una buena historia. Y eso es lo que pretendo hacer, seguir contando mis propias historias que beben de lo cotidiano, de cosas que me pasan o me han pasado, y con las que parece que mucha gente se siente identificado. 

Los retratos personalizados necesito mínimo un par de días para todo el color y captar completamente los gestos, actitudes y darle la personalidad que el cliente anda buscando. Son siempre un poco más complejos, ya que tienes que retratar a una persona que no conoces de nada como si la conocieses de toda la vida, y para conseguir eso hay que dedicarle un poco más de tiempo frente al papel.

MF: ¿Cómo nació el personaje de Reina Pecas? 

PP: Pues surgió de una época un poco confusa a nivel personal. Había vuelto de EEUU con una buena preparación y currículum, había conseguido un doctorado pero no conseguía plaza en la Universidad, había conseguido un trabajo que no me gustaba del que me despedí, me tuvieron que operar porque iba a perder un riñón…fue un poco todo de golpe. Entonces decidí dar un giro, y dibujar, como había hecho siempre e ir a charlas de emprendedores para ver qué andaba haciendo la gente. Me apunté a un curso de ilustración, empecé a publicar en un perfil de Facebook y de uno de esos días, de todo ese cúmulo de cosas, surgió la Reina Pecas de “cuantas más piedras encuentre en mi camino más grande construiré mi castillo”.

MF: ¿Cómo surgen las ideas que plasmas en tus viñetas de Reina Pecas?

PP: Pues de mí misma. Soy muy de ir paseando y decir “uy, tengo que hacer una viñeta de esto” y reírme sola, por eso siempre llevo una libretita en el bolso para apuntar cosas. Quiero pensar que  todo lo que plasmo, lleva un poco de mí: soy una persona divertida, alegre, optimista y con verdadero talento (si puede llamarse así) de encontrar lo absurdo en lo cotidiano. Y también soy muy malagueña, así  que también encontrarás guiños de mi acento y de mi ciudad en mis ilustraciones. Hay una frase que me encanta, que dice que “un buen escritor es aquel que moja su pluma en la sangre que corre por sus venas”. Supongo que para un ilustrador es igual, no tiene sentido crear un personaje que no tenga un poco de tí, porque creo que eso es lo que le hace ser auténtico y que enganche con otras personas.

MF: Para saber un poco más sobre tus gustos, ¿eres más de cómics o de libros? Y ¿qué autoras te gustan más?

PP: Soy de todo. Devoradora de hojas en general. De cómics soy muy de cómic americano, especialmente Marvel. Autoras de libros ilustrados me gustan mucho las autoras que se han hecho populares también a través de las redes sociales como Marta Rabadán (Moderna de Pueblo), Lyona, Paula Bonet (me acabo de comprar el libro “Qué hacer cuando al final aparece The End, que es una maravilla) o Agustina Guerrero.

MF: Muchísimas gracias por haber accedido a sentarte en nuestro diván y así haber podido conocido un poco más tanto a la ilustradora Pedrita Parker como a la persona Estefi Martinez. 

¡¡Muchas gracias a vosotras!! 🙂 un placer formar parte de mujeres freaks! tenéis un diván muy cómodo!

Un comentario en “En el diván con… Pedrita Parker

Deja un comentario