J.K Rowling y su mágico mundo

Joanne Rowling, o más conocida por su seudónimo J.K Rowling, es una de las escritoras que más ha llamado la atención en el mundo de la literatura debido a sus desesperados inicios en este mundo y en el resultado obtenido a día de hoy.

Rowling nació en Yate, Reino Unido el 31 de julio de 1965 (Harry Potter nació el mismo día, aunque 15 años después, ¿casualidad?). Como muchas de nuestras escritoras favoritas, la vena artística ya corría por su sangre desde pequeñita. Cuando era niña escribía sus propios relatos y se los leía a su hermana.

La idea sobre la obra de su vida, es decir “Harry Potter” surgió en un viaje en tren que iba con demora desde Manchester hasta Londres en 1990. Se formó en su mente la idea de una escuela completamente de magos y el personaje de Harry Potter. Y de esa base, poco a poco fue formándose todo un mundo repleto de personajes y lugares llenos de magia. Meses después de comenzar a escribir su novela, la madre de Jo falleció tras una larga batalla contra la esclerosis múltiple. Este hecho la dejó destrozada, cosa que hizo plasmar de una forma más personal los sentimientos que el protagonista de la saga siente por la pérdida de sus progenitores.

En 1992 se casó con un portugués y un año después nacía su primera hija, Jessica. Pero meses después del nacimiento de la pequeña la pareja se separó. Rowling se trasladó a Escocia con su hija y tuvo una batalla complicada para lograr el divorcio, con una orden de alejamiento para su marido incluida. Este episodio de su vida le marcó y sufrió una depresión clínica, lo que la indujo a plantearse el suicidio. El sentimiento que le producía su enfermedad fue la que formó la idea de los Dementores, criaturas sin alma que absorben la felicidad de los que están cerca y que aparecen por primera vez en Harry Potter y el prisionero de Azkaban.

Acabó de perfilar y completar su primera novela Harry Potter y la piedra filosofal en cafeterías, aprovechando los momentos en que su hija pequeña dormía. Y en 1995 finalmente terminó y envió la novela. Obtuvo el rechazo de 12 editoriales. Pero finalmente el editor Barry Cunningham que trabajaba en Bloomsbury, una pequeña editorial británica de Londres aceptó publicar la novela. De hecho fue la hija de 8 años del presidente de la editorial (quien se leyó el primer capítulo y rápidamente pidió el segundo) la que motivó a que se publicara el comienzo de la saga.

Pocos meses después se empezó a reconocer la labor como escritora de Rowling en forma de premios. Y en 1998 publicó la secuela, Harry Potter y la cámara secreta. Y lo cierto es que todos los libros de la saga han recibido el reconocimiento que se merecían. Todos han conseguido ganar abundantes premios que han logrado hacer de J.K Rowling una de las escritoras más valoradas. Y, porqué no decirlo, una de las mujeres con más beneficios económicos del Reino Unido.

En octubre de 1998 se le abrió otra puerta a J.K Rwoling, pues la compañía Warner Bros compró los derechos para realizar las adaptaciones cinematográficas de las dos primeras novelas de la saga. A partir de aquí se convirtió en productora cinematográfica, y quiso participar en el casting de los protagonistas, además aportaba la ayuda necesaria para que la adaptación fuese lo más estricta posible a los libros.

Finalmente en 2007 se publicó la última entrega de la saga, Harry Potter y las reliquias de la muerte. La escritora afirmó querer seguir escribiendo, pero dirigiéndose a un público adulto, tratando otra temática muy distinta a lo que nos tenía acostumbrados. De hecho, este año ha publicado su primera novela post-Harry Potter, The Casual Vacancy, del cual os hemos hablado en Mujeres Freaks.

También es destacable mencionar la última acción sobre el mundo mágico al que tantas veces nos hemos trasladado con las páginas de los libros de Rowling. Se trata de la web Pottermore. En dicho sitio web se encuentran versiones en audio libro y libro electrónico de las siete novelas de Harry Potter, entre otras cosas, como la publicación de aproximadamente 18.000 palabras de contenido adicional nunca mostrado en la serie literaria original.

Con tan pocos recursos con los que contaba Jo, tan solo una vieja máquina de escribir, unas tardes en cafeterías y su gran imaginación, ha conseguido formar un mundo repleto de personajes a los que es muy fácil coger cariño o también cogerles ojeriza. Ha logrado construir lugares mágicos imposibles de llegar, pero a los que todos alguna vez hemos soñado poder ir. Y por ser una mujer que ha logrado que millones de jóvenes, y no tan jóvenes, cojan un libro y se pongan a leer, se merece aparecer en esta web, pues esa es una magia que sólo escritoras como ella pueden conseguir, sin necesidad de varitas.

Deja un comentario