Reseña: “El chico sobre la caja de madera” de Leon Leyson

el-chico-sobre-la-caja-de-maderaMuy buenas queridas lectoras y lectores, que seguro también los hay. Hace tiempo que no escribo ni hago ningún Maquillaje Freak, pero realmente los últimos meses han sido un caos y me estoy adaptando a la rutina despacio, así que todo llegará. Precisamente en este caos de los últimos meses que he tenido una gran mudanza y demás cosillas, se me presentaron dos chicas del círculo de lectores y, entre otras muchas cosas, me recomendaron que comprase y leyese el libro que paso a reseñaros.

En un principio lo que más me llamó la atención fue la portada, ya que es así como vintage y cuando me explicaron de qué trataba, supe enseguida que podía ser un gran libro, y así fue. El chico sobre la caja de madera, escrito por Leon Leyson, relata la historia de una familia que pudo salir adelante en el holocausto gracias a Óscar Schindler, un alemán nazi que amaba a los judíos y no soportaba ver la crueldad con la que se les trababa. Seguro que muchos ya conocéis la mítica película que se adaptó sobre la historia de este gran personaje que hizo tanto por los judíos, para quién no la hayáis visto y a pesar de lo duras de algunas escenas, creo que es interesante que podáis verla, se titula: La lista de Schindler.

Siguiendo con el libro en cuestión, comencé a leerlo y, como pasa muchas veces, (y menos mal), me enganchó enseguida. Casualmente dieron la película en la tele cuando yo llevaba poco libro leído, así que me ayudó aún más el verla y meterme más en el papel de este héroe de judíos. El libro ha sido escrito por el propio niño (ya adulto cuando lo editó) que sobrevivió al holocausto gracias a Óscar Schindler, quien arriesgó su vida delante de los que aparentemente eran sus compañeros nazis, para salvar a unos 1200 judíos. Disponía de una fábrica donde hacia trabajar a los judíos y escribía sus nombres en una lista (de ahí el título de la película) quienes estaban en esa lista podían sobrevivir, o tener al menos más posibilidades, en campos de concentración, pero claro muchos no lo contaban y otros, como es el caso del Niño y su familia, sufrieron atrocidades. Me encanta que aunque El Niño explica todo muy bien, detalles bastante duros, por ejemplo, sobre la noche de los cristales rotos, o como mataban a judíos sin miramiento, o como los dejaban morir de hambre y frío, no me ha sido imposible de leer, es decir que lo explica muy bien, pero soportable, claro está, que cada uno es diferente y quizá haya algunos que no podáis leerlo, pero yo que soy muy sensible, leí el libro entero sin problema.

Puedo sacar muchas lecciones de este libro y de su protagonista, afán de superación, supervivencia extrema, valor a cada cosa, segundas oportunidades… pero lo que más destacaría es su actitud, que enseña muchísimo al lector. Como comprenderéis sí os cuento mucho más os estaría desvelando cosas importantes y entonces no lo leeríais. Comentar que el libro tiene unas 200 páginas aproximadamente, que también dispone de una zona de fotografías en blanco y negro sobre la historia y alguna cosa más que no desvelaré. Animaros a leerlo, es un libro muy bueno y quizá podáis sacarle el mismo jugo que le saqué yo. Porque leer un libro es maravilloso pero leer historias reales es aún más grandioso, ya se sabe, la realidad muchas veces supera la ficción.

Un saludo queridas lectoras, nos vemos en la próxima.

Deja un comentario