Archivos por Etiqueta: Dave McKean

Arkham Asylum Gran Morrison Dave McKean comic

“Arkham Asylum” de Grant Morrison y Dave McKean. Cuando Batman llegó al asilo…

Arkham Asylum fue el cómic que marcó un antes y un después dentro de mi afición al noveno arte.  Tanto a nivel de guión (Grant Morrison) como de dibujo (Dave McKean) es una obra diferente, llena de matices y originalidad. Desde el momento en que lo abrí, supe que quería leerlo y a día de hoy sigue estando entre mis cómics favoritos. Por eso quería compartirlo con vosotr@s. A continuación os dejo con mi reseña:

Batman es un personaje oscuro, con el que se puede ahondar a unos niveles más íntimos. La psique del hombre murciélago es un laberinto de emociones, recuerdos, sentimientos, miedos y, en ocasionesarkham asylum grant morrison dave mckean batman, algo confusa.

Un personaje dual, al igual que muchos héroes del cómic. La diferencia es que con Batman puedes jugar a juegos más oscuros y traspasar la línea, viendo a un hombre que puede

no estar seguro de su cordura. Y con esa cruel inseguridad juega Grant Morrison en “Arkham Asylum” dibujado por Dave McKean.

Publicado el cómic en 1989 empieza la historia con el diario de Amadeus Arkham, narrando un momento determinado de su infancia a principios de 1900. Un punto de su vida que marcará al hombre que fue después. En su vida adulta trabajó en el Hospital Psiquiátrico Estatal, y tras sus charlas con algunos perturbados psicópatas decidió que necesitaban ayuda, pues les consideraba sólo enfermos mentales y sentía algo de compasión por ellos, a pesar de sus atroces actos. Decidió que convertiría su casa de la infancia en un asilo (el Asilo Arkham) para este tipo de gente y con este propósito se mudó a ella con su esposa e hija.

Y dentro de este asilo que todos los lectores de Batman conocemos, transcurre la historia (leyendo el título no podía uno imaginarse otra cosa). El Asilo Arkham ha sido tomado por los internos, entre ellos el gran amigo de Batman: el Joker. Siempre parece dirigir el cotarro, ya sea encerrado o libre, manteniendo entretenido a nuestro murciélago en muchas ocasiones. A lo largo de la lectura del cómic veremos distintos hilos que acabarán tejiéndose en uno solo.

La lectura se hace, como definirlo… divergente. Mezclándose imágenes y sucesos del pasado de Amadeus Arkham, narrados en su diario, con el presente. Un presente en el que Joker ha conseguido traer a Batman dentro del Asilo, con todos los locos… ¿o los locos son los de fuera? Esto nunca esta claro dependiendo de la perspectiva, y nuestro héroe dudará entre su posible locura desde el mismo instante en que su “amigo” le informa que han tomado el edificio y que todos los locos reclaman su presencia. El cómic hará un recorrido entre todos los que están allí, como: dos caras, Clayface, Doctor Destino, El sombrerero loco… la simpatía hacia el murciélago no se respira en el ambiente.

Este contrapunto en el que la racionalidad de los actos del hombre murciélago no está tan clara para él es la base de tal historia. ¿Podrá sobrevivir al asilo, y a los que allí se encuentran? ¿o se dará cuenta de que se siente como en casa allí dentro?página arkham asylum morrison mckean

No hay duda de que Morrison entreteje un guión enrevesado y profundo, desgranando a Batman y casi desmontando su esencia. Pero lo hace tan bien como sabe hacerlo, y la experiencia de leer esta historia bien vale la pena. Algo indispensable para que esta historia transmita ese aire claustofóbico y terrorífico es, sin duda, el arte inigualable de McKean. Nadie como él para crear atmósfera y magia en cada página y para dibujar sentimientos ocultos y enrarecidos, y de eso Arkahm Asylum tiene mucho.

Leí esta obra por primera vez hace más de 15 años. Fue el dibujo de McKean lo que llamó tanto mi atención que no pude evitar leerlo en cuanto vi su interior. Aunque no está considerada la mejor historia del personaje, es, sin duda, una obra que hay que leer. Siempre es interesante la perspectiva que dan distintos autores a nuestros héroes y la humanidad de Batman da mucho juego. Así es que si aún no habéis entrado en el Asilo Arkham… os invitamos a hacerlo.

Y sobre todo ver al Joker tocarle el culo a Batman es todo un momentazo:

arkham asylum joker mete mano a batman