Archivos por Etiqueta: J.K. Rowling

Harry Potter JK Rowling books libros

Harry Potter: ¿Películas o libros?

Harry Potter JK Rowling books libros

Harry Potter JK Rowling books libros

Se trata de una pregunta muy frecuente cuando se da el caso de que una novela de éxito (o una serie de novelas en este caso) decide dar el salto a la gran pantalla. Evidentemente, todos los que leemos los libros pero también vemos las películas sabemos que muy difícilmente en un largometraje de unos 120 o 150 minutos podrá incluirse absolutamente todo lo que sucede en la novela. Sobre todo si se trata de ejemplares tan extensos, como es el caso de algunos volúmenes de la saga de Harry Potter (la quinta novela, “Harry Potter y la Orden del Fénix“, es la entrega más larga con más de 800 páginas en la versión en español).

La historia del famoso mago, que comenzó como un libro acabó ofreciendo mucho más. Durante 7 libros (y ocho películas) los protagonistas crecen y su mundo se vuelve más oscuro. J.K. Rowling consiguió crear en sus libros un mundo enorme y extremadamente detallado, además de unos personajes complejos que evolucionan tomo a tomo. A través de la historia trata temas tan universales como la amistad o el honor, inventa comidas y bebidas exclusivas del mundo mágico, como la famosa cerveza de mantequilla, o incluso un deporte, el Quidditch. Esto es algo que sucede en otras obras de autores tan importantes como Miguel de Cervantes. En su obra más conocida, “El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha”, aprovecha para tratar también distintos temas ajenos a la historia principal, o su obra “Rinconete y Cortadillo“, en la que se menciona el juego de la 21 que fue el precursor del famoso juego blackjack.

Como es evidente, tantos detalles y matices son difíciles de trasladar en una película, que además cuenta con un tiempo limitado. Las primeras obras, volúmenes mucho más breves que los últimos, se adaptaron al cine sin dejar demasiados detalles al margen. No obstante, a medida que avanza la historia y se van añadiendo subtramas es cuando se comienza a hacer una selección más precisa de lo que aparece en pantalla y lo que no. Sin embargo, teniendo en cuenta que la autora de los libros participó en la creación de las películas, puede afirmarse que lo que las películas muestran es un buen reflejo de sus respectivas novelas, aunque, finalmente, con el último tomo se decidieran hacer dos películas (a pesar de no ser el más extenso, tal vez sí era el más importante).

Leer los libros tiene ciertas ventajas además de no perderte ningún detalle, y es que tardas más en leer el libro que en ver la película, por lo que se puede disfrutar de la historia durante más tiempo. Como pasa siempre que leemos, nuestra imaginación se activa y su efecto a veces es tan potente que si primero lees el libro y luego ves la película, normalmente esta última decepciona, porque no está a la altura de lo que has imaginado (el actor no te gusta, el castillo no es como pensabas, etc.). Por lo general no se trata, por lo tanto, de ese pequeño detalle que el film no muestra. Sin embargo, las películas de Harry Potter están bien hechas (buena fotografía, buenos actores…), cuentan con excelentes efectos especiales y desde luego, han sabido captar la magia y transmitir lo esencial de las novelas. Aunque evidentemente hay detalles o pequeñas historias que solo conoceremos si nos adentramos en las páginas de los libros, las películas ofrecen un resumen muy digno que deja pocas cosas al margen.